dimarts, 30 de juny de 2015

AVALUACIÓ I INTERNET

Reprodueixo l'editorial que he enviat pel número d'estiu de la revista Aula de Secundaria:




El debate sobre el papel de las tecnologías digitales y de Internet en la educación está permanentemente abierto. No menos permanente es el debate sobre cómo, cuándo y qué evaluar. Recientemente han aparecido algunos artículos y se han difundido experiencias que relacionan las dos cuestiones. Se trata de abordar la posible confluencia de dos temas clave, por su incidencia social el primero y por su relevancia en la dirección y las priorizaciones a la hora de estudiar, el segundo.

¿Deben los estudiantes poder acceder a Internet en los exámenes y otras evidencias de evaluación? La polémica está servida. Por un lado, se habla de que lo importante hoy en día es la comprensión y no la acumulación de datos en la memoria; de que la manera de evaluar tiene que adaptarse a lo que es importante evaluar y a los recursos socialmente predominantes, para evitar que la evaluación se convierta en algo desligado de la realidad. A menudo, no se evalúa realmente lo que debería ser prioritario para desenvolverse adecuadamente en el mundo actual. La trepidante acumulación de conocimiento y los cambios constantes y acelerados del conjunto de componentes que constituyen las sociedades pone en duda cuáles son los conocimientos necesarios a adquirir por los estudiantes, más allá de aprender a aprender de manera continuada.

Por otro lado, a menudo surgen voces críticas con el papel que está adquiriendo la tecnología digital en nuestras vidas, con su riesgo de deshumanización. Internet está lleno de posibilidades pero ha producido cambios en la manera de acceder al conocimiento que han puesto en jaque uno de los requisitos más importantes para aprender: la capacidad de atención prolongada y, a la vez, abierta y reflexiva. Para interpretar y posicionarse críticamente ante la realidad, se requiere disponer de fundamentos y pensamientos profundos, así como de una disposición a la implicación y al esfuerzo que supone aprender. No podemos entender la vida sólo como una base de datos ni aceptar que la red puede sustituir al pensamiento humano (ni a las relaciones sociales, por otra parte). La memoria comprensiva, asimismo, es un componente imprescindible para el aprendizaje significativo.

Ante estas dos perspectivas extremas, evidentemente pueden existir alternativas que intenten compaginar una evaluación coherente con lo que hoy en día debería importar en la educación y con una visión de institución escolar no aislada del entorno social y, a la vez, una evaluación preocupada por el papel activo y reflexivo del estudiante y por la necesidad de un pensamiento profundo.

La alternativa, en la práctica, no es sencilla, aunque existen interesantes experiencias que pueden ilustrarnos. En todo caso, tanto el uso de la tecnología digital como el enfoque de la evaluación deberían estar íntimamente ligados a una definición de intenciones formativas que realmente fuera el resultado de una profunda y colectiva reflexión sobre lo que debe ser prioritario enseñar en el contexto actual. Sin duda que, en esta reflexión, se hace necesario plantearse la necesidad de ayudar al estudiante a desarrollar su capacidad de autonomía en el propio proceso de aprendizaje y su capacidad de implicarse en el reto de contribuir a mejorar la sociedad.

La evaluación suele preocuparnos mucho, por razones diversas, y aún más si cabe cuando, a finales de curso, los docentes nos encontramos ante la necesidad de acreditar, que debería ser sólo una de las funciones de la evaluación, por cierto. Cuestiones tan complejas y tan sensibles como la que hemos abordado aquí no pueden obviarse si nos preocupa el aprendizaje de los estudiantes. Cuando terminamos las clases y antes de empezar con la vorágine de un nuevo curso, quizás sea un buen momento para abordarlas con reflexiones serenas pero, a la vez, con el imperativo de no quedarnos anclados en lo que hemos venido haciendo, sólo por el hecho de que lo hemos venido haciendo así.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada